Recomendados
Martes 1 de mayo de 2012

Simplemente gracias

No puedo comenzar esta sección sin antes referirme al encuentro que tuvo lugar el sábado pasado, 28 de abril, en el salón José Hernández, el más grande de la Feria del Libro de Buenos Aires, cuando alrededor de mil personas se reunieron para la presentación de mi último libro, Caballo de Fuego-Gaza.
Lloviznaba sin cesar y hacía frío; no obstante, la fila de lectoras y lectores formada frente al ingreso del salón parecía no tener fin. Esperaron horas bajo la rigurosidad del clima antes de que les permitiesen el acceso.
Al llegar al predio de la Rural, desde el remis, vi la cola de gente que esperaba bajo la lluvia y se me llenaron los ojos de las lágrimas. No podía creer el sacrificio que estaban haciendo sólo para verme, aunque debí haberlo imaginado: a lo largo de estos años, he tenido muestras suficientes del cariño y de la fidelidad de mis “bonellistas”. Y así entré en el escenario, muy emocionada, lo habrán notado quienes se encontraban allí. La música –"Non, je ne regrette rien", de Edith Piaf- y el increíblemente cálido recibimiento del público no me ayudaban a reprimir la emoción.
¡Qué hermosa tarde! Inolvidable. Gente de los cuatro puntos cardinales: de Santa Cruz, de Mendoza, de Santa Fe, de Córdoba, de Uruguay y de tantos otros sitios lejanos. En fin, se trató de una fiesta. Sólo un aspecto la ensombreció y fue que un grupo no pudo ingresar. La capacidad del salón se colmó, las puertas se cerraron y quedó gente afuera. Esto fue muy doloroso para mí, pero, por razones de seguridad, me dijeron que sería imposible permitirles entrar. Prometo que no volverá a pasar.
GRACIAS, queridas lectoras y lectores, por el esfuerzo enorme que hicieron el sábado pasado para asistir a la presentación que significó el cierre de esta trilogía. GRACIAS DE CORAZÓN.
También quiero agradecer profundamente a mi amiga, la periodista y locutora rosarina Gachy Santone, por viajar desde Rosario para acompañarme en el escenario con su calidez, simpatía y profesionalismo de siempre.
Algunas lectoras me preguntan: “Después de Gaza, ¿qué leo?” Va para ellas esta sección.
El mes pasado recomendé un libro del genial John Le Carré. Este mes vuelvo con otra novela de su autoría, El jardinero fiel, en la cual el gran escritor del espionaje nos adentra en el oscuro mundo de la industria farmacéutica. No se pierdan la película, de igual nombre, dirigida por Fernando Meirelles, y protagonizada por Ralph Fiennes y Rachel Weisz.
Hace dos meses, comencé a recordar los libros de mi infancia y todavía sigo haciéndolo. ¿Saben cuál me vino a la mente en estos días? El pequeño lord, de F.H. Burnett. Qué historia más dulce y al mismo tiempo triste y dura, llena de valores nobles que tanta falta nos hace desempolvar.
Otra novela que marcó mi adolescencia fue Si hubiera un mañana, del gran Sidney Sheldon. Es la historia de una venganza, la de Tracey Whitney. Acción, intriga, suspenso y romance, que te mantienen pegada a las páginas hasta el final. También se hizo una miniserie en el 86. Muy buena.
Ya que hemos leído Caballo de Fuego-Gaza y hemos viajado al desierto saudí, quería sugerirles la lectura del libro Sultana, de Jean P. Sasson, que narra la vida de una de las tantas princesas saudíes que viven encerradas en sus jaulas de oro. Le siguen Las hijas de Sultana y Las cadenas de Sultana, los cuales no he leído, pero me han comentado que son muy buenos.   
Con enorme placer, días atrás terminé de leer la novela mi coterránea, la escritora Viviana Rivero, Secreto bien guardado. El título ya sugiere una trama intensa, y lo es. Se trata de la historia de amor entre una judía argentina y un alemán nazi a principios de la Segunda Guerra Mundial. Suena imposible, ¿no? Pues nada es imposible para el amor verdadero, capaz de voltear las barreras más altas y fuertes. Muy bien narrado por la autora, Secreto bien guardado nos depara momentos en los que se les acelerarán las pulsaciones. Súper recomendable.
Por último, quería sugerirles que visitasen el blog que acaba de inaugurar una querida amiga, Analía Rossi: http://cartasquellegan.wordpress.com/
Cartas que llegan es un emprendimiento muy novedoso y original. Allí pueden pedir la redacción de una carta, la que necesiten, si a ustedes las palabras no se les dan fácilmente o si les cuesta expresar lo que sienten. Hay varias “etiquetas”: cartas para el o la amante, cartas de amor, de aniversario, para la celebración del cumpleaños, para novias, novios, para enviar obsequios, y la infinidad de posibilidades que puede contener un mensaje escrito.

multimedia

Archivo